Logo de Destakados.com
ideas ejercicios

Ejercicio al aire libre: 8 ideas para ejercitar tu cuerpo sin ir al gimnasio

Hacer ejercicio al aire libre no solo es una alternativa refrescante para cambiar la rutina, sino que también ofrece una variedad de beneficios para la salud física y mental. En esta nota, exploramos las razones para optar por la actividad física al aire libre y te presentamos 10 propuestas, desde deportes acuáticos y senderismo hasta montar en bicicleta y deportes recreativos, a las que puedes acudir sin pisar el gimnasio.

Beneficios de hacer ejercicio al aire libre

Ejercitar al aire trae beneficios que contribuyen tanto a la salud física como mental. Uno de los aspectos destacados es su capacidad para actuar como un antidepresivo natural. La exposición a la luz solar y la conexión con la naturaleza han demostrado ser eficaces para mejorar el estado de ánimo, reducir el estrés y la depresión.

Entrenar al aire libre también hace más probable que mantengas la rutina de ejercicio, ya que rompe la monotonía asociada con las instalaciones de entrenamiento cerradas. Además, al elegir ejercicios al aire libre, como correr o practicar yoga en parques locales, se abre la puerta para convertir la actividad en una salida social. Esto no solo brinda la oportunidad de compartir la experiencia con amigos, sino que también fomenta el sentido de comunidad y bienestar emocional.

Otro punto a destacar es la accesibilidad y asequibilidad del ejercicio al aire libre. A diferencia de las membresías de gimnasios o clases especializadas, caminar, correr o hacer ejercicios en parques no requiere un gasto financiero significativo.

10 ejercicios que puedes hacer al aire libre

Mantenerte activo no requiere un gimnasio. Aquí te presentamos 10 ejercicios que puedes hacer al aire libre, aprovechando el entorno natural para fortalecer tu cuerpo y mejorar tu salud. Recuerda adaptarlos a tu nivel de condición física y disfrutar del entorno mientras trabajas en tu cuerpo.

1. Trotar

Trotar al aire libre es un deporte ideal para despejar la mente. Trotar tiene como beneficios mejorar tu salud cardiovascular, fortalecer tus piernas, mantener un buen ritmo cardíaco, quemar calorías y tonificar los músculos de las piernas, los glúteos y el abdomen.

Para comenzar a trotar al aire libre solo necesitas un par de zapatillas cómodas y adecuadas para trotar, ropa transpirable según el clima, y, si lo prefieres, un reproductor de música. Es esencial empezar con un ritmo moderado y aumentar gradualmente la intensidad para evitar lesiones.

2. Senderismo

El senderismo es caminar por rutas o senderos naturales, con diferentes niveles de dificultad y duración. Los beneficios de esta actividad son mejorar la capacidad cardiovascular, la fuerza de las piernas y la flexibilidad de las articulaciones.

Para practicar el senderismo al aire libre, solo necesitas unas buenas botas de montaña, ropa cómoda y adecuada al clima, una mochila con agua, comida, un teléfono móvil y un botiquín. También puedes llevar unos bastones de senderismo, que te ayudarán a mantener el equilibrio y a aliviar la presión sobre las rodillas.

3. Ciclismo

El ciclismo es un deporte que se practica por la ciudad, por el campo o por la montaña. Los beneficios de este ejercicio aeróbico son la mejora de la circulación, el ritmo cardíaco y la quema de calorías. El ciclismo también tonifica los músculos de las piernas, los glúteos y el abdomen.

Para practicar ciclismo al aire libre necesitas una bicicleta adecuada para tu tipo de recorrido, un casco para garantizar tu seguridad, ropa cómoda y transpirable, y zapatillas específicas.

4. Remo

El remo es una forma divertida de aprovechar el agua, ya sea en el mar, en un lago o en un río. Remar al aire libre es una excelente forma de ejercitar el cuerpo, fortalecer los músculos principales y disfrutar de la serenidad del agua. Los beneficios de este ejercicio de bajo impacto son mejorar la resistencia cardiovascular y tonificar los brazos, las piernas y la espalda.

Para comenzar a remar, necesitarás una embarcación adecuada, como una canoa o kayak, un remo, y un chaleco salvavidas para garantizar tu seguridad en el agua. Además es importante considerar llevar un chaleco salvavidas.

5. Paddleboarding

El paddleboarding es una actividad que combina equilibrio y fuerza. Explora lagos tranquilos, ríos serenos o incluso las olas del mar, disfrutando de la conexión única con el agua y la oportunidad de ejercitar tanto cuerpo como mente. Practicar paddleboarding, o surf de remo, implica remar de pie sobre una tabla mientras disfrutas de la superficie del agua. Los beneficios de este ejercicio son mejorar la fuerza del core, la estabilidad y la resistencia cardiovascular.

Para comenzar, necesitarás una tabla de paddleboarding, un remo ajustable y, opcionalmente, un leash para asegurar la tabla a tu tobillo. Elige una tabla y un remo adecuados a tu nivel, a tu peso y a tu altura.

6. Natación

La natación es un ejercicio completo, que ejercita todos los grupos musculares. Puedes nadar, ya sea en una piscina, en un lago o en el mar. Los beneficios de la natación son mejorar la capacidad respiratoria y cardiovascular, y alivia la presión sobre las articulaciones.

Asegúrate de tener el equipo necesario, como gafas de natación, traje de baño apropiado y protector solar resistente al agua. La protección solar es esencial para prevenir daños por exposición al sol.

7. Esquí

Esquiar es una actividad invernal que combina velocidad y destreza en la nieve. Ya sea que prefieras esquiar en pistas cuidadas o aventurarte en terrenos más desafiantes, este deporte ofrece una experiencia emocionante. Los beneficios del esquí son el fortalecimiento de las piernas, el equilibrio y la coordinación.

Para iniciarte en el esquí, necesitarás esquís, bastones, botas adecuadas y gafas de sol para protegerte de la luz solar reflejada en la nieve.

8. Snowboarding

El snowboarding es un deporte de invierno que se realiza sobre la nieve y combina velocidad, estilo y agilidad. Los beneficios del snowboarding son desarrollar habilidades de equilibrio, fuerza en las piernas y control del cuerpo.

Para comenzar en este deporte, necesitarás una tabla de snowboard, botas específicas, fijaciones y, por supuesto, ropa impermeable y gafas de sol para protegerte de la nieve y la luz solar.

¿Cuáles son los riesgos de hacer ejercicio al aire libre?

Algunos riesgos potenciales incluyen lesiones como caídas o torceduras, exposición a condiciones climáticas extremas que pueden afectar la salud, posibles alergias a elementos naturales. La clave para disfrutar de los deportes al aire libre de manera segura es tomar precauciones, utilizar el equipo adecuado y estar consciente del entorno.

¿Debes comprar tu propio equipo para hacer ejercicio al aire libre?

Comprar tu propio equipo para hacer ejercicio al aire libre puede ser bueno. Ofrece la conveniencia de entrenar en cualquier momento y lugar, y adaptar el equipo a tus metas específicas. Aunque el costo inicial puede ser significativo, a largo plazo puede resultar más económico que pagar cuotas de gimnasios. Antes de comprar, considera tus objetivos de fitness, el espacio disponible y tu presupuesto, asegurándote de seleccionar equipos de calidad y seguros.

En breve

Practicar deportes al aire libre es una opción saludable que ofrece una variedad de beneficios físicos y mentales, desde mejorar la salud cardiovascular y fortalecer los músculos hasta disfrutar de la naturaleza y liberar el estrés. Además, la posibilidad de personalizar tus entrenamientos, la flexibilidad de horarios y la conexión única con el entorno hacen que la práctica de deportes al aire libre sea una elección atractiva para aquellos que buscan un estilo de vida activo y equilibrado.