Logo de Destakados.com
CBD tipos y presentaciones

CBD para sentirte mejor: qué es, tipos y presentaciones

El CBD, o cannabidiol, ganó interés en los últimos años como un producto natural para mejorar la salud y el bienestar. Originario de la planta de cannabis, el CBD genera una creciente atención debido a su presunto potencial para aliviar una amplia gama de afecciones, desde el dolor crónico y la ansiedad, hasta mejorar problemas de sueño.

El CBD es un cannabinoide que no causa euforia y no es psicotrópico, según Curt Schwarz, fundador y CEO de Anden Naturals, empresa latinoamericana de la industria del cannabis medicinal. De acuerdo a Schwarz, es consumido en Estados Unidos y algunos países de Europa sin receta médica.

En Latinoamérica el consumo de CBD está creciendo. De hecho, se espera que el mercado legal de cannabis en la región aumente sustancialmente en los próximos años. De un mercado de USD 7.300 millones en 2020, se proyecta que el mercado alcance los USD 44.800 millones en 2025, según Statista.

En este artículo, exploramos en profundidad el mundo del CBD, desentrañando qué es, qué tipos hay –Full Spectrum, Broad-Spectrum e Isolate– y sus formas de consumo.

¿Qué es el CBD y de dónde proviene?

El CBD es uno de los más de 100 compuestos químicos llamados cannabinoides que provienen de la planta de cannabis o marihuana. El CBD es el segundo cannabinoide más abundante en la planta de cannabis después del tetrahidrocannabinol (THC), que es el responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana. A diferencia del THC, el CBD no produce intoxicación ni altera la percepción, sino que presuntamente tiene propiedades terapéuticas que pueden aliviar el dolor, la ansiedad, la inflamación y otras afecciones.

Se extrae, concretamente, del cáñamo, una variante de la planta Cannabis Sativa, que no tiene más de un 0,3% de THC. Las flores y los tallos utilizados se someten a un proceso de extracción con solventes, calor o presión. El extracto resultante se puede purificar y concentrar para obtener diferentes formas de CBD, como aceites, cápsulas, cremas, comestibles o líquidos para vapear.

El CBD tiene una larga historia de uso medicinal que se remonta a miles de años. Los antiguos egipcios, chinos e indios usaban el cannabis para tratar diversas dolencias, como el dolor, las convulsiones, las náuseas y las inflamaciones. En el siglo XIX, la planta de cannabis, que tiene como uno de sus compuestos al CBD, se popularizó en Occidente, pero fue prohibida en la mayoría de los países a principios del siglo XX debido a su potencial adictivo y sus efectos psicoactivos.

El CBD fue aislado por primera vez en 1940 por el químico estadounidense Roger Adams, pero fue en 1963 que su estructura química fue descubierta por el químico israelí Raphael Mechoulam. En la actualidad, el CBD es una sustancia legal en muchos países, siempre que se cumplan ciertos requisitos, como un bajo contenido de THC o una prescripción médica.

¿Cuáles son los tipos de CBD?

Los tipos de CBD se basan en el espectro de cannabinoides y compuestos presentes en el producto. Los cannabinoides son las sustancias químicas que interactúan con el sistema endocannabinoide de nuestro organismo, que regula funciones como el apetito, el sueño, el estado de ánimo y la respuesta al estrés. Los terpenos y los flavonoides son otros compuestos que se encuentran en el cannabis y que le dan su aroma, sabor y propiedades adicionales.

Existen 3 tipos principales de CBD según su espectro: el CBD Full Spectrum, el CBD Broad-Spectrum y el CBD Isolate.

CBD Full Spectrum o CBD de Espectro Completo

El término "Full Spectrum" o "Espectro Completo" se usa cuando hablamos del CBD que conserva casi todos los compuestos naturales presentes en la planta de cáñamo. Esto incluye no solo al CBD, sino también a otros ingredientes como CBDA, CBG, CBN, CBC, CBDV, además de terpenos y flavonoides. Este tipo de CBD mantiene bajos los niveles de THC, por debajo del 0,3%, para evitar cualquier efecto psicoactivo.

El CBD Full Spectrum combina diferentes componentes de la planta de cannabis para aprovechar lo que se conoce como "efecto séquito", bajo el concepto de que estos ingredientes trabajan mejor juntos. Se piensa que la interacción de los cannabinoides y terpenos con el cuerpo puede mejorar los efectos del CBD, posiblemente aliviando el estrés, la ansiedad, el dolor y la inflamación.

Es importante que quienes lo usen sepan que, si bien las cantidades de THC en estos productos no son suficientes para afectar la mente, el THC puede aparecer en pruebas de drogas o provocar problemas legales en lugares donde el THC está restringido o prohibido.

CBD Broad-Spectrum o CBD de Amplio Espectro

Los productos de CBD Broad-Spectrum contienen diferentes compuestos de la planta de cannabis, pero excluyen el THC casi en su totalidad. Es una opción intermedia perfecta para quienes quieren aprovechar los beneficios del "efecto séquito" sin tener THC.

Además, los terpenos en el CBD Broad-Spectrum también son buenos. Los terpenos son las sustancias químicas que le dan olor y sabor a la planta, y hacen que el producto funcione mejor. Por ejemplo, el mirceno relaja, el limoneno pone de buen humor y el pineno ayuda con la inflamación y la respiración.

Para quienes deben realizarse tests de drogas o son sensibles al THC, el CBD Broad-Spectrum puede ser una opción más segura, aunque hay que tener en cuenta que a veces incluye trazos de THC.

CBD Isolate o Aislado de CBD

El CBD Isolate, como su nombre sugiere, implica que el CBD se separó de todos los demás compuestos, por lo que no tiene terpenos, aditivos, flavonoides o clorofila. Este producto es la forma más pura de CBD y, a menudo, viene en forma de cristales o polvo fino que se puede mezclar en diferentes productos o consumir directamente.

El proceso de fabricación del CBD Isolate incluye la purificación y filtración del aceite de la planta de cáñamo. Después de extraer el aceite, es sometido a un proceso llamado "cromatografía de invierno" para quitar todo menos el CBD puro. El resultado es un producto que es 99% CBD, ideal para quienes quieren mucha cantidad de este componente sin nada que pueda influir en su efecto.

El CBD Isolate también es una buena opción para quienes necesitan evitar totalmente el THC por razones legales, personales o de trabajo. Además, como no tiene sabor ni olor, es perfecto para agregar a alimentos o bebidas sin cambiar su sabor.

¿Cómo consumir CBD y cuáles son sus presentaciones?

El CBD se puede consumir de varias maneras. La elección de la presentación dependerá de las preferencias personales y las necesidades individuales del consumidor, pero Curt Schwarz, fundador y CEO de Anden Naturals, tiene una clara favorita: aceite.

“Depende mucho de la preferencia personal, sin embargo, si yo pudiera recomendar alguna, sería aceites tipo gotas, porque entran directamente al sistema y el efecto se ve más o menos en 10 a 15 minutos”, explicó el CEO de esta empresa latinoamericana, líder en la industria del cannabis medicinal

Gomitas de CBD

Las gomitas de CBD son una forma popular y conveniente de consumir CBD. Estos comestibles ofrecen una dosis precisa de CBD en una forma que es fácil de consumir y, a menudo, deliciosa.

Entre las ventajas de las gomitas están que contienen una cantidad específica de CBD, lo que facilita el seguimiento de la dosis; son fáciles de llevar y consumir, sin necesidad de agua o preparación adicional; y son discretas, ya que parecen dulces regulares. Los efectos, además, suelen ser prolongados debido a que pasan por el sistema digestivo y el CBD se libera lentamente.

Las desventajas de las gomitas son que suelen tardar entre 30 y 120 minutos en hacer efecto, que la cantidad de CBD que finalmente se absorbe puede variar dependiendo de factores individuales, y que existe riesgo de sobredosis, ya que su sabor agradable puede ser una tentación a consumir más de lo necesario.

Además, existen posibles efectos secundarios como: boca seca, mareos, cansancio, cambios en el apetito y malestar gastrointestinal.

Generalmente, se recomienda comenzar con una dosis baja, como una gomita que contenga entre 5 a 10 mg de CBD, y observar los efectos. Esto puede repetirse dos o tres veces al día según sea necesario.

Aceites, extractos y tinturas de CBD

Los aceites y tinturas son las presentaciones más comunes y se toman sublingualmente o se añaden a alimentos y bebidas. Estas presentaciones del CBD permiten una absorción rápida y efectiva.

Algunas de las ventajas de los aceites y las tinturas son su absorción rápida, la flexibilidad de ajustar la dosis según sea necesario y su versatilidad, ya que se pueden consumir directamente o añadidos a alimentos y bebidas. También se resalta su discreción y la larga vida útil que tienen si se almacenan correctamente.

Entre las desventajas de los aceites y tinturas se encuentran el que suelen mantener un sabor natural, considerado desagradable para algunas personas, y que tienden a ser más costosas que otras formas de presentación. Además, la concentración de CBD puede variar entre diferentes marcas y lotes.

A eso se añaden los posibles efectos secundarios: boca seca, mareos, cansancio, cambios en el apetito y malestar gastrointestinal.

Se recomienda comenzar con una dosis baja, de 5 a 10 mg de CBD, y aumentar gradualmente hasta alcanzar el efecto deseado. La frecuencia puede variar, pero muchas personas optan por tomar CBD dos veces al día, por la mañana y por la noche. Es esencial comenzar con la menor dosis sugerida por el fabricante y ajustar según sea necesario.

Vaporizadores de CBD

Los vaporizadores de CBD ofrecen una forma rápida de sentir los efectos del CBD, ya que se absorben directamente a través de los pulmones. Es una opción popular entre los jóvenes y aquellos que buscan alivio inmediato.

Las ventajas de los vaporizadores son que los dispositivos de vapeo son generalmente pequeños y discretos, fáciles de llevar y usar en cualquier lugar, y que los usuarios pueden controlar la cantidad de CBD que inhalan en cada momento y suelen tener una amplia gama de sabores.

Algunas de las desventajas de los vaporizadores son que requieren cierto mantenimiento, como la carga de baterías y el reemplazo de cartuchos o coils. Adicionalmente, los productos de vapeo de CBD pueden variar en calidad y no están tan regulados como otras formas de CBD.

Además de los efectos secundarios comunes asociados con el CBD (boca seca, mareos y cambios en el apetito), el vapeo puede incluir riesgos adicionales relacionados con la inhalación de sustancias, como irritación en la garganta y los pulmones, y riesgo de ingesta de contaminantes.

La dosificación de CBD a través del vapeo es difícil de determinar debido a factores como la concentración de CBD en el e-líquido y la cantidad de vapor inhalado en cada calada. Se recomienda comenzar con unas pocas inhalaciones y esperar a sentir los efectos. Los usuarios pueden repetir según sea necesario a lo largo del día, sin exceder la cantidad de CBD que es cómoda para ellos.

Cápsulas o pastillas de CBD

Para quienes buscan una dosis precisa y constante, las cápsulas de CBD son la opción ideal. Son fáciles de transportar y consumir en cualquier momento. Se considera una ventaja de las cápsulas su discreción, ya que no tienen olor ni sabor y son indistinguibles de otras cápsulas o pastillas vitamínicas.

Las desventajas de las cápsulas incluyen que tardan en hacer efecto, ya que las cápsulas deben pasar por el sistema digestivo, y una menor biodisponibilidad, ya que el proceso digestivo suele disminuir la cantidad de CBD que finalmente entra en el torrente sanguíneo. A esto se suma una baja flexibilidad en la dosificación, ya que ajustar la dosis requiere tomar cápsulas adicionales o fraccionarlas.

Los posibles efectos secundarios son: malestar estomacal, cansancio, cambios en el apetito e interacción con otros medicamentos.

La dosis recomendada de cápsulas de CBD puede variar dependiendo de la concentración de CBD en la cápsula y la respuesta individual. Generalmente, se sugiere comenzar con una dosis baja, como una cápsula de 10 a 20 mg de CBD, y ajustar según sea necesario. Las cápsulas se pueden tomar una o dos veces al día, dependiendo de las necesidades individuales y las recomendaciones del producto.

Pomadas, lociones, cremas y otros aplicables de CBD

Las pomadas y lociones se aplican directamente sobre la piel, siendo ideales para tratar dolores localizados o mejorar la salud de la piel. Son populares entre deportistas y personas con dolores musculares.

Entre las ventajas de los aplicables se encuentran su aplicación localizada, que permite dirigir el CBD a áreas específicas del cuerpo donde se necesita alivio, su facilidad de uso y discreción, además de que favorece a aquellos que prefieren no ingerir CBD o tienen dificultades para hacerlo.

Las desventajas de los aplicables se centran en su absorción variable, ya que la cantidad de CBD que realmente penetra la piel puede variar; la dificultad para medir la cantidad exacta de CBD que se está aplicando; y el costo, ya que los productos tópicos de CBD suelen ser caros.

Los principales efectos secundarios son: reacciones de la piel y sensibilidad.

La dosificación de los productos tópicos de CBD no es precisa. La recomendación general es aplicar una cantidad generosa en el área afectada y masajear hasta que se absorba completamente. Esto se puede repetir varias veces al día según sea necesario. Es importante leer y seguir las instrucciones específicas del producto, ya que la concentración de CBD puede variar.

Lubricante CBD

El lubricante de CBD puede mejorar la experiencia íntima, ofreciendo propiedades relajantes y antiinflamatorias.

Una ventaja del lubricante es que el CBD promete ayudar a relajar los músculos y reducir la tensión, lo que puede ser beneficioso durante las relaciones sexuales. Además, algunos usuarios reportan un aumento en la sensibilidad y el placer, a lo que se suma sus propiedades antiinflamatorias que podrían ayudar a reducir la incomodidad o irritación después del sexo.

Entre las desventajas del lubricante se encuentran que no todos los lubricantes de CBD son compatibles con los preservativos de látex, que aún hay poca investigación sobre los efectos del CBD en la función sexual, y que suele ser más costoso que los lubricantes sin CBD.

Los posibles efectos secundarios son: reacciones alérgicas y sensibilidad.

Generalmente, se aconseja comenzar con una pequeña cantidad para evaluar la sensación y la efectividad, y luego ajustar según sea necesario. No hay una dosis diaria recomendada como tal, ya que se utilizan de manera situacional y no para consumo regular.

Cómo consumir el CBD de forma segura y precauciones al tomarlo

Consumir CBD de manera segura implica consideraciones para garantizar que se maximicen los beneficios potenciales y se minimicen los riesgos.

Antes de consumir CBD, es crucial investigar y seleccionar productos de alta calidad de fabricantes confiables. Busca productos que proporcionen certificados de análisis (COA) que confirmen su pureza, potencia y la ausencia de contaminantes como metales pesados, pesticidas y moho. Además, es recomendable hablar con un médico o un profesional de la salud antes de comenzar a usar CBD, especialmente si se está tomando otros medicamentos o se tiene condiciones de salud preexistentes.

Respecto a la cantidad, es mejor comenzar con la dosis más baja posible e ir aumentando gradualmente, si es necesario. También es necesario asegurarse de que el uso de CBD sea legal en el país donde se consume.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben evitar el uso de CBD, al igual que personas que realizan actividades que requieran atención plena, ya que el CBD puede causar somnolencia.

Es importante, a su vez, guardar los productos de CBD en un lugar fresco y oscuro, y considerar cualquier posible interacción con medicamentos.

¿El CBD es una droga?

El CBD no se clasifica como una droga en el sentido tradicional del término. A diferencia de su contraparte THC, el CBD no produce efectos psicoactivos significativos, lo que implica que no induce la sensación de "colocón" asociada con el consumo de cannabis. Por lo tanto, el CBD no se considera una droga en el sentido de una sustancia que altera la mente y crea adicción.

En muchos países, el CBD se ha legalizado para su uso en ciertas condiciones médicas, como la epilepsia, la ansiedad y el dolor crónico. Sin embargo, su clasificación legal puede variar ampliamente de un lugar a otro y a menudo está sujeta a regulaciones específicas que pueden limitar su concentración de THC y la forma en que se produce y se vende.

Aunque el CBD se deriva de la planta de cannabis, su uso y legalidad se consideran separadamente del cannabis recreativo. En lugares donde el CBD es legal, debe cumplir con ciertos estándares y, a menudo, se extrae de variedades de cáñamo industrial que tienen bajos niveles de THC.

Precisamente el hecho de que el CBD no sea psicotrópico lleva a países en Europa y Norteamérica a permitir su consumo sin receta médica, algo que empresas como Andean Naturals esperan que se extienda por Latinoamérica.

“La idea es que se llegue a ese punto, en el que le pongamos un límite a la cantidad de CBD que puede consumir cada paciente. Por ejemplo, no exceder los 100 mg diarios, que esté bien escrito en la descripción del producto, y que se pueda consumir como algún otro medicamento para el dolor o la ansiedad”, expresó Schwarz.

¿El CBD es adictivo o puedo volverme adicto al CBD?

No, generalmente se considera que el CBD no es adictivo. A diferencia del THC, el CBD no produce efectos eufóricos ni crea una dependencia significativa en los usuarios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que el CBD no muestra efectos indicativos de abuso o dependencia. Hasta la fecha, no hay evidencia de problemas de salud pública relacionados con el uso puro de CBD. Esto significa que, en su forma aislada y cuando se utiliza según las indicaciones, el CBD no es adictivo.

Sin embargo, como con cualquier sustancia, la posibilidad de desarrollar un hábito psicológico no puede descartarse por completo, especialmente si el CBD se utiliza como afrontamiento para condiciones como la ansiedad o el estrés. Por lo tanto, es crucial utilizar el CBD de manera responsable y bajo la guía de un profesional de salud.

¿Puedo tomar CBD todos los días y qué pasa si consumo CBD a diario?

De manera similar a la dieta y el ejercicio, el CBD ofrece sus mejores resultados cuando se integra de manera consistente en el estilo de vida diario. Es recomendable incorporar el CBD a la rutina diaria durante al menos 21-28 días para dar tiempo a que se acumule en el organismo y lograr los efectos a largo plazo deseados.

El consumo diario de CBD puede contribuir a establecer un equilibrio en el sistema endocannabinoide, que está implicado en numerosas funciones corporales, incluyendo la regulación del sueño, el apetito, el dolor y la respuesta inmunitaria. Es crucial considerar la dosificación adecuada, que puede variar según el individuo, la condición que se desea tratar y la concentración del producto de CBD.

¿Cuánto dura el efecto CBD?

Los efectos del CBD duran entre 2 a 6 horas. Aunque la duración del efecto depende finalmente del cuerpo, la cantidad y la forma de consumo.

Por ejemplo, los métodos de inhalación como el vapeo o el fumar pueden producir efectos casi inmediatos, pero estos tienden a disiparse más rápidamente. Por otro lado, los comestibles y las cápsulas, que pasan por el sistema digestivo, tardan más en hacer efecto, pero los resultados duran más tiempo debido a la liberación gradual del compuesto en el cuerpo. La administración sublingual, por su parte, ofrece un término medio en términos de inicio y duración de los efectos.

Es importante también considerar la dosis, la regularidad de CBD y la fisiología individual. Dosis más altas pueden prolongar la duración de los efectos, mientras que la regularidad con la que se consume CBD puede influir en la acumulación de la sustancia en el sistema del cuerpo, lo que podría extender la duración de sus efectos. Por su parte, factores como el metabolismo, la edad, el peso, la tolerancia y la sensibilidad a los cannabinoides afectan la duración de los efectos del CBD.

¿Cuánto tiempo dura el CBD en la sangre?

Las dosis de 100, 300 y 600 mg de CBD se mantiene en el plasma sanguíneo durante aproximadamente 5, 13 y 25 días, respectivamente. Es decir, que cada aumento de 100 mg en la dosis de CBD amplía la ventana de detección en aproximadamente 4 días. En cambio, dosis más bajas, como 15 mg, probablemente mostrarían una eliminación más rápida.

Es importante destacar que la duración del CBD en la sangre puede variar significativamente de una persona a otra debido a factores como el metabolismo individual, la frecuencia de uso y la forma de administración del CBD. También se debe tomar en cuenta la regularidad en la que se consume CBD y la vía de administración.

¿Cuánto tarda el CBD en salir de la orina?

El tiempo que tarda el CBD en salir de la orina, depende de qué tan frecuente sea el uso de CBD:

  • El THC puede ser rastreado hasta 3 días después de su consumo en personas que consumen CBD 2-3 veces por semana
  • El THC puede ser rastreado durante un lapso 5-7 días después de su consumo en personas que utilizan CBD de 4-5 veces por semana
  • El THC puede ser rastreado durante un lapso de 10-15 días después de su consumo en personas que usan CBD a diario

Es importante destacar que el CBD en sí mismo no suele ser una sustancia que se busque en las pruebas de drogas estándar, ya que no es psicoactivo y no está clasificado como una sustancia controlada en muchos lugares. Sin embargo, como algunos productos de CBD pueden contener trazas de THC, existe la posibilidad de que este último sea detectado en una prueba de drogas.

¿El CBD sale en el antidoping?

El CBD no se encuentra actualmente enlistado en la lista de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje, lo que significa que su utilización en el ámbito deportivo está autorizada. En contraste, todos los demás cannabinoides, como el cannabis, hachís, marihuana y THC, están restringidos y no se permiten en competencias deportivas.

Aunque el CBD puro no está prohibido, los productos de CBD pueden contener trazas de THC debido a su origen en la planta de cannabis. Por lo tanto, si un producto de CBD no está adecuadamente purificado o aislado, existe el riesgo de que el THC aparezca en una prueba de drogas.

En breve

El CBD, o cannabidiol, es un compuesto químico que se extrae de la planta de cannabis y que potencialmente tiene propiedades terapéuticas, pero no psicoactivas. Existen diferentes tipos de CBD, como el Full Spectrum, Broad-Spectrum e Isolate, que se diferencian por el grado de pureza y la presencia de otros cannabinoides.

Aunque el CBD no genera adicción ni efectos psicoactivos, es fundamental que cualquier persona que desee incorporarlo a su rutina consulte a un profesional de salud para asegurarse de que sea la elección adecuada para sus necesidades individuales. Y si bien muchos juran haber experimentado sus beneficios, aún la evidencia científica de su eficacia es limitada.


Artículos relacionados:

broad spectrum cbd que es beneficios riesgos
Broad Spectrum CBD: qué es, sus beneficios y riesgos

CBD tipos y presentaciones
CBD para sentirte mejor: qué es, tipos y presentaciones

full spectrum cbd que es beneficios riesgos
Full-Spectrum CBD: qué es, sus beneficios y riesgos

estadisticas CBD latinoamerica
Estadísticas, datos y uso del CBD en Latinoamérica

cbd isolate que es beneficios riesgos
CBD Isolate: qué es, sus beneficios y riesgos