Logo de Destakados.com
CBD para el dolor

CBD para tratar el dolor: usos, dosis y efectos secundarios

En el complejo panorama del alivio del dolor, el CBD ha surgido como un producto fascinante y prometedor. Derivado de la planta de cannabis, el CBD es una sustancia con posibles propiedades analgésicas y antiinflamatorias para hacerte sentir mejor. A medida que crece el interés en productos naturales para el manejo del dolor, el CBD se posiciona como un protagonista destacado en esta conversación.

En este artículo, exploramos a fondo cómo el CBD puede aliviar el dolor, abordando su consumo para el dolor crónico, el dolor provocado por la artritis y el dolor neuropático; además, exploramos cómo debe utilizarse el CBD, su dosis adecuada y los posibles efectos secundarios.

¿Cómo puede el CBD aliviar el dolor?

Estudios con animales parecen demostrar que el CBD tiene efectos analgésicos y reduce el dolor al interactuar con los sistemas endocannabinoide, inflamatorio y nociceptivo (sensor del dolor) del cuerpo.

Es decir que, el CBD interactúa con varios receptores en nuestro cerebro y sistema inmunológico para aliviar el dolor. Una de estas interacciones es con los receptores CB2, que están dispersos en todo el sistema inmunológico. Cuando el CBD se une a estos receptores, ayuda a reducir la inflamación, una causa común del dolor. Además, el CBD interactúa con los receptores de serotonina y vanilloide, que pueden influir en nuestro estado de ánimo y nuestra percepción del dolor.

CBD para el dolor crónico

Algunos estudios sugieren que el CBD es un analgésico eficaz para diversas afecciones crónicas. El dolor crónico es un dolor prolongado que permanece por 3 meses o más tiempo. El dolor crónico puede ser intermitente o continuo. Puede afectar a las personas hasta el punto de que no puedan trabajar, comer adecuadamente, realizar actividad física o disfrutar de la vida.

La eficacia del CBD para reducir el dolor crónico queda clara en el medicamento Sativex, un espray con partes iguales de CBD y THC que fue aprobado en Canadá para el alivio de los síntomas del dolor en pacientes con cáncer avanzado o esclerosis múltiple.

Para el dolor crónico, el CBD se presenta como una alternativa prometedora para aquellos que sufren constantemente. En una encuesta publicada en Dove Medical Press en 2021, la mayoría de los participantes aseguró que el CBD ayudó a aliviar su dolor y que les permitió reducir sus analgésicos, incluidos los opiáceos.

CBD para la reducir dolor de la artritis y las articulaciones

El CBD parece tener propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que podría resultar útil para el dolor articular. Un estudio realizado en ratas con artritis y publicado en el European Journal of Pain, concluyó que el CBD redujo la inflamación y el dolor general en las articulaciones afectadas.

La Arthritis Foundation, por su parte, reconoce que existen estudios en animales que sugieren que el CBD tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, pero advierte que estos efectos no han sido validados en estudios de calidad en humanos. Pese a ello, menciona que algunas personas dijeron sentir un alivio notable del dolor tras consumir CBD por lo que no desaconsejan su uso, pero sí recomiendan tratar el tema con un profesional de salud.

CBD para tratar el dolor neuropático

Un estudio realizado en 2022 con 54 personas descubrió que el CBD podría ayudar a aliviar los primeros síntomas de la neuropatía periférica inducida por la quimioterapia. Los participantes en el estudio recibieron 300 mg de CBD al día durante 8 días.

Sin embargo, es importante resaltar que el uso de CBD para el dolor neuropático todavía está en investigación. Los estudios hasta la fecha son prometedores, pero todavía es necesaria más evidencia para entender completamente cómo funciona el CBD en este contexto y cuál es la mejor dosis a utilizar.

Cómo utilizar el CBD para el dolor

Existen diversas formas de consumir CBD para el dolor, cada una con sus ventajas y desventajas. Los aceites y tinturas son populares y versátiles, permitiendo su administración sublingual o mezclados con alimentos, ofreciendo una alta biodisponibilidad y ajuste preciso de la dosis. Las cremas y ungüentos son ideales para el dolor localizado, actuando sobre receptores de dolor e inflamación sin efectos secundarios sistémicos. Cápsulas y gomitas son cómodas, aunque tienen menor biodisponibilidad, proporcionando dosis fijas y uniformes. Y los vaporizadores ofrecen alivio inmediato, pero con riesgos como irritación pulmonar y dificultad en la medición de la dosis.

La elección depende de preferencias y necesidades individuales, y se recomienda consultar a un médico experto en cannabis para una orientación personalizada y asegurar la calidad de los productos.

Dosis de CDB para tratar el dolor

Para usar el CBD para el dolor, lo mejor es hacerlo paso a paso. Al principio, prueba con una dosis pequeña de 20 a 40mg por día. Si esta cantidad no es suficiente, puedes aumentarla en 5 mg después de una semana. Continúa con este proceso hasta que sientas un alivio significativo.

Es útil mantener un diario del dolor, anotando cuánto CBD has tomado y cómo te has sentido. También es importante recordar que cada persona es diferente. Lo que funciona para ti puede no funcionar para otra persona.

Riesgos y efectos secundarios del uso de CBD para el dolor

Aunque suele tolerarse bien, el CBD puede provocar efectos secundarios, como sequedad de boca, diarrea, falta de apetito, somnolencia y fatiga. El CBD también puede interactuar con otros medicamentos que estés tomando, como los anticoagulantes.

Consulta con tu médico sobre CBD para tu bienestar

Antes de comenzar cualquier suplemento o tratamiento, siempre es aconsejable comunicarte con tu médico. La misma regla aplica para el CBD. Habla con tu médico acerca de la razón por la que deseas usar CBD, tus condiciones de salud actuales y medicamentos, tus preocupaciones o preguntas.

En breve

El CBD emerge como una opción prometedora en el tratamiento del dolor, con diversas formas de administración y beneficios potenciales. Desde aceites y cremas hasta cápsulas y vaporizadores, cada método tiene sus pros y contras. La clave radica en la personalización, ajustando la dosis según las necesidades individuales. Si bien el CBD ofrece alivio para muchas personas, es crucial tener en cuenta posibles efectos secundarios y consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier régimen. La calidad del producto también es esencial para garantizar resultados óptimos. En última instancia, el uso consciente y bien informado del CBD puede contribuir significativamente a mejorar la calidad de vida en la gestión del dolor.


Artículos relacionados:

broad spectrum cbd que es beneficios riesgos
Broad Spectrum CBD: qué es, sus beneficios y riesgos

CBD tipos y presentaciones
CBD para sentirte mejor: qué es, tipos y presentaciones

full spectrum cbd que es beneficios riesgos
Full-Spectrum CBD: qué es, sus beneficios y riesgos

estadisticas CBD latinoamerica
Estadísticas, datos y uso del CBD en Latinoamérica

cbd isolate que es beneficios riesgos
CBD Isolate: qué es, sus beneficios y riesgos